martes, 10 de marzo de 2015

Vuelta a empezar

Son los regalos que molan, los que no vienen ni por Navidad ni por cumpleaños, los que me desatan las emociones más fuertes. Éste en concreto es el más especial. Y va a ser muy difícil de superar. Me acaba de llegar a casa y a lo más hondo de mi alma. No recuerdo haber sentido algo igual en mi vida.

Gracias Carlos. Un fuerte abrazo (primo) hermano.